Entradas

Mascarilla, un complemento más en tus looks de verano

La mascarilla, desde la irrupción de la Covid-19 hace unos meses, se ha convertido en un complemento habitual e imprescindible en los looks diarios, personales y profesionales. Y desde el pasado 20 de mayo, complemento obligatorio en espacios cerrados de uso público o abiertos al público y al aire libre siempre que sea imposible guardar dos metros de distancia.

Han sido muchas firmas y diseñadores que se sumaron a producir mascarillas para cubrir una necesidad, y más tarde para crear un complemento de tendencia. Algunos se han sumado a fines benéficos a través de ONG, otros para concienciar y otros para aprovechar la tendencia del momento. Sea como sea el resultado final, a día de hoy encontramos mascarillas coloridas, estampadas, homologadas oficiales por sectores, o incluso con lentejuelas y pedrería como la mascarilla de Gucci que vimos a la cantante británica Billie Eilish, creando un debate ético.

En el mercado, además de las mascarillas  regladas y obligatorias por la actividad profesional, encontramos mascarillas coloridas, estampadas, grafismos, etc. Algunas seguras. Otras para cubrir y adaptar la mascarilla al look y estilo. Y muchas firmas y empresas las han personalizado.

Me he reunido y trabajado One to one con clientes. El nivel de exigencia protocolaria por ambas partes muy alto: uso de mascarilla, distancia y gel de manos. La mascarilla más vista con la entrada del verano y el calor, la básica homologada de uso de un día. Mascarillas de color negro y blanco, buscando neutralidad. Y otros más arriesgados con mensajes o estampados de última tendencia. Recuerda, ante la pandemia la seguridad ante la estética.

La diseñadora Diane Von Furstenberg dijo «La Actitud lo es todo». Mascarilla, un completo más en tus looks de verano. Un complemento para tu protección y seguridad y la de tus interlocutores y entorno que va más allá del diseño, estética o estilo. 

Cápsula 4/10: Imagen externa: información & identidad

 

En muchas ocasiones se confunde imagen personal con imagen externa. La imagen externa es un código más de la imagen personal y va más allá de estética o apariencia, vestir bien o llevar un maquillaje impecable.

Antes de hablar, tu imagen externa ya ha informado por ti a través de todos los elementos que llevas sobrepuestos de manera consciente o inconsciente, y que forman parte de tu carta de presentación e identidad.

Indumentaria y complementos, es un lenguaje. Las prendas y complementos cuando se ponen encima del propio cuerpo reciben un valor y mensaje personal. Hay que sentirse identificado y tienen que ir en consonancia con tu estilo, personalidad, tipología corporal y facial. Tienen que aportarte identidad, comodidad y visibilidad. Hacerte sentir bien. Los complementos excesivamente grandes o que hagan ruido (captadores de atención), pueden distraer a tus interlocutores de tu mensaje.

Cabello, limpio y cuidado. Corte y peinado alineado con tu estilo y tipología facial.

Maquillaje, sirve para potenciar rasgos y aportar luminosidad tanto a mujer u hombre.

Higiene personal, impecable.

Colores, sean prendas de vestir, complementos, maquillaje o peinado tienen que aportar luminosidad al rostro y sobre todo seguridad y confianza.

Outfit/look, combinación de prendas de ropa y complementos, peinado y maquillaje. Líneas, formas, volúmenes, colores y texturas que varían según las estaciones del año, modas, tendencias, gustos, etc. Identifícate con tu outfit/look. La comunicación corporal y facial tiene que ir en una misma dirección.

El outfit profesional puede ser de libre elección, impuesto como el uso de uniforme o tener que adaptar un dress code notificado por parte de la empresa. Cualquiera de los tres, tiene que ser tratado con actitud, coherencia e identidad.

Tus outfits/looks eres tú. Conócete, acéptate. Evita aparentar lo que no eres.

Aprende a destacar tus fortalezas y minimizar tus inseguridades. Por ejemplo, si te gustan tus hombros, escoge prendas y complementos que los potencien de forma armónica con el resto del cuerpo, eso te aportará seguridad y confianza. Si los pantalones de tiro bajo están de moda pero no encajan con tu silueta evítalos porqué te aportarán incomodidad e inseguridad. Si eres tímido no hagas uso de la indumentaria para esconderte, hay que encontrar tu estilo que te identifique y te aporte seguridad.

Haz que te ayuden a proyectar habilidades y competencias. Por ejemplo, Barack Obama cuando se presentó para presidente para EUA en sus primeras elecciones, en varios discursos dijo: «es hora de arremangarse». Lo escenifico arremangando las mangas de su camisa y coordinando el resto de prendas y complementos adecuadas y con mucha naturalidad. Se utilizó la imagen externa/carta de presentación para reforzar su mensaje: energía, dinamismo, integración y jovialidad. Proyecto y transmitió empatía, adaptabilidad y  flexibilidad.

Recuerda, «La moda pasa de moda, el estilo nunca”. Haz que tu imagen externa te identifique con estilo.

Próxima cápsula 5/10: La esencia de tu estilo.

Look, armario, estilo, esencia & identidad.

El tema del blog de esta semana sale a raíz de una petición de Instagram. Seguro que más de un día estás ante tu armario eligiendo las piezas y complementos para tu look y empiezas… ¿Qué me pongo? ¿Esta pieza me favorece? ¿Es la pieza o complemento idóneo? ¿Con qué coordino esta blusa, pantalón, traje o zapatos? ¿Coges cualquier pieza y vas incómod@ a lo largo de tu actividad laboral o evento?

Tu look/outfit diario tiene que transmitir tu estilo, identidad, calidades, valores, etc. A veces incluso proyecta cómo te sientes y tu estado de ánimo.

Pautas básicas porque elijas tu look/oufit de tu armario sin dudas  y con coherencia:

1. Tu armario eres tú. La ropa de un armario tiene que reflejar tu estilo, esencia, estilo de vida, etc. Evita copiar o imitar. Sé tú mism@ con naturalidad. Un armario tiene que ser funcional y versátil a nivel profesional y personal.

2. Revisa y analiza todas las piezas y complementos de tu armario. Pruébate las piezas y complementos. Mírate al espejo y da respuesta a las siguientes preguntas… ¿Te sientes identificado/da con ellas? ¿Te aportan seguridad y comodidad? ¿Crees qué reflejan tu identidad? ¿Son prendas y complementos que van de acuerdo con tu estilo de vida personal y laboral actual?

Conserva las prendas y complementos que mejor te sientan, con las cuales te sientas identificado/ada actualmente, con las cuales te sientas guap@, con las cuales te aporten seguridad, comodidad y felicidad.

Deshazte de la indumentaria que hace un siglo que no te posas, de las tallas pequeñas, y las que ya no van alineadas con tu estilo actual.

3. Ordena tu armario por familia de prendas de ropa y complementos (Abrigos, trajes, blusas, pantalones, faldas, trajes, zapatos, cinturones, gorras o sombreros, etc.), estilo, colores, estampados. Lo mismo con los complementos.

Evita tener el armario abarrotado y familias de ropa mezcladas.

Si el armario es espacioso, puedes formar looks. Por ejemplo, cuelgas un pantalón y seguidamente dos o tres camisas, dos jerséis  americanas. Las piezas de abrigo por su volumen, preferible aparte. Si tienes posibilidad de exponer zapatos y complementos, será perfecto.

El orden te aportará facilidad en la elección de tus looks/outfis, creatividad y gestión del tiempo.

4. La elección diaria de tu look/outfit dependerá de tu estilo y de lo que quieras transmitir en la actividad o evento. Además de tener en cuenta el entorno, lugar, hora, situación, etc. Básico e imprescindible tener coherencia entre tu estilo y actividad/acontecimiento.

Recuerda:

  • Conoce tu tipología y estilo.
  • Talla correcta.
  • Máximo tres colores por look.
  • Evitar la coordinación de más de dos estampados de tamaño mediano o grande en el mismo look.
  • Por cada parte inferior, tienes que tener tres partes superiores que combinen.
  • Un complemento puede ser la clave de diferenciación.

5. Compra de manera estratégica. Antes de comprar piensa si necesitas la prenda o complemento, qué rendimiento le podrás sacar y con que lo coordinarás.

6. Versatilidad, una misma prenda de ropa según su coordinación te aportará diferentes comunicaciones. Por ejemplo, una camisa blanca segundos la pieza inferir y complementos que elijas conseguirás una imagen más formal, informal o deportiva, a un nivel neutro, extremado o sofisticado.

En las siguientes imágenes masculinas observamos el mismo como pieza principal, abrigo de color «camel»:

Recuerda que toda prenda de ropa o complemento tiene que ir alineada a tu tipología corporal y hay que utilizar la talla correcta.

Toda persona es única. Un armario tiene que ser único y personal. Espero que las pautas os ayuden a potenciar vuestro armario según vuestro estilo y os facilite la elección diaria de vuestros looks/outfits.

Un look hay que crearlo o trabajarlo de manera individual, hay que evitar la imitación o copia, además de hacer uso de piezas de moda que no van con tu manera de ser, estilo o actividad/evento. Análisis y autoconocimiento, básico para fortalecer tus looks, armario, estilo, esencia e identidad.