Estilo: Identidad a través de la imagen.

Definición de Estilo: Conjunto de rasgos peculiares que caracterizan una cosa, una persona, un grupo o una manera de actuación.

Estilo = Identidad a través de la imagen profesional & personal.  El estilo es una forma de expresión y tiene dos funciones básicas:

1. Reflejar la personalidad.
2. Aportar seguridad y comodidad.

 

5 claves para reflejar un estilo con éxito

1. Qué te define? Detrás de toda persona hay unos gustos, afinidades, personalidad. Autoconocimiento.
2. Elegir piezas de ropa y complementos que reflejen tu personalidad y afines a tu tipología corporal y facial, actividad, valores, etc. El estilo no es llevar la pieza más «trendy» de la temporada. Es cómo y por qué la llevas.  Coco Chanel dijo: «Para ser irremplazable uno debe buscar ser diferente». Coge ideas de quién quieras y de dónde quieras, pero no imites. Sé tu mismo@.
3. Seleccionar con objetividad y de forma global los elementos que forman un look/outfit para que te ayuden a potenciar los puntos fuertes y las cualidades que se quieren proyectar y transmitir a través de tu imagen. Recuerda, todo el mundo proyecta y transmite información.
4. Expresión y actitud pueden aportar el punto diferencial a tu look/outfit y estilo.

5. Naturalidad.

Indumentaria y complementos tienen un papel básico en el estilo, pero hay que tratarlos como herramientas de comunicación https://www.consolvilar.com/moda-actitud-a-traves-de-la-imagen/.  Una prenda o complemento, tienen un lenguaje propio por sus líneas interiores y exteriores, estructura o forma, tejidos (material, pes, estructura, estampados, colores…), etc. Y cuando se pone encima del cuerpo según la propia tipología corporal y facial transmite información por ti.

En el mercado observamos numerosos estilos; clásico, vanguardista, boho, gótico, hipster, formal, casual deportivo, etc. Día a día tenemos un vocabulario más amplio… Si un estilo propio del mercado te identifica, refléjalo al 100%, sin miedo. Por el contrario, entre todos los estilos y tendencias, crea y proyecta tu propio estilo.

Tener un estilo propio te permite crear una conexión entre tu identidad personal y tu imagen física. Importante que haya coherencia, además de saberlo adaptar a la cultura de tu empresa.  El estilo puede variar, no siempre tiene que ser el mismo.

Recuerda, Estilo: Identidad a través de la imagen.