El color y su comunicación a través de la imagen personal & profesional

Conscientemente o inconscientemente se eligen los colores para vestir dependiendo de los gustos personales, estado de ánimo, para dar buena imagen, etc.

El color juega un papel muy importante en la  imagen personal y profesional. Es una herramienta de comunicación que puede jugar a favor o en contra, ya que cuando una persona se acerca un color a su rostro este le puede proyectar luminosidad o opacidad,  cualidades de imagen o belleza.

Independientemente del significado psicológica de los colores, cada persona tiene su paleta de colores idóneos, según su:

tonalidad de piel. Fría: clara, marfil rosada. Cálida: morena, beis.
color de cabello. Fría: rubio platino, castaño claro, ceniza, negro intenso. Cálida: castaño, caoba, dorado, rubio oscuro.
color de ojos. Fría: negros, azules, verdes, etc. Cálidos: marrones, miel, etc.

Estas tres características ayudan a conocer tu gamma de color  (fría o cálida) te favorece más y te proyecta  luminosidad. Y a partir de aquí hay un trabajo individual a observarde  que cualidades de imagen aporta cada color: seriedad, jovialidad, serenidad, accesibilidad, etc.

Un color además de resaltar las cualidades en imagen y belleza natural tiene que aportarte comodidad y seguridad. Imprescindible para transmitir con  credibilidad.

Un error muy habitual en imagen es hacer uso de tonalidades neutras para pasar de forma discreta, pero según las características físicas aportan invisibilidad. Recordad “Nadie puede evitar proyectar una imagen y transmitir información”.

El color aporta:

– comunicación. Azul, rojo, verde, azul, etc.

 

Azul se asocia al mar y el cielo. Transmite estabilidad, calma, armonía, confianza y seguridad. Y también frialdad, respeto, inaccesibilidad. El azul uno de los colores más utilizados y apreciados.

Rojo proyecta fuerza y atrevimiento a través de la imagen. Amor y odio.  Energía, estimulación, valor, peligro, tensión, sangre, odio, etc. El color rojo hay muchas personas que lo rehusan por su fuerza.

Verde se relaciona con la naturaleza. Proyecta esperanza, salud, tranquilidad,  paz. Refrescante, juventud.

Amarillo se usa para simbolizar felicidad, juventud, optimismo. Superstición n alguno ámbitos profesionales.

Naranja proyecta creatividad, acción,calidez, cercanía, etc.

Blanco  proyecta pulcritud, pureza, claridad, simplicidad, inocencia, etc.

Negro transmite elegancia, poder, glamour y sofisticación. También tristeza, soledad, frialdad, etc.

Los colores por si solos tienen una comunicación y cuando los coordinamos entre ellos se consiguen distintos mensajes. Por ejemplo, el blanco y negro unidos transmiten: seriedad, respeto, dinamismo, etc. o  los colores de las corbatas de los políticos, dependiendo del discurso, partido (colores corporativos), etc. usan unas tonalidades alineadas al traje o totalmente contrastada. Todo dependerá de lo que se quiera proyectar y transmitir.

También hay colores adecuados para eventos, bodas, funerales, etc. Recordad que dependiendo del país lo colores no significan lo mismo.

En líneas generales los colores cálidos aportan: tranquilidad y cercanía. En cuanto a los colores fríos distancia, seriedad y frescura.

– altera la percepción de una persona. Los colores cálidos aportan volumen y los fríos estilizan. Intentad no utilizar más de tres colores en un mismo look.

– resalta la propia belleza natural. El  rostro se ve más luminoso. Las marcas (pecas, ojeras, manchas) se notarán menos, los ojos aparecerán más iluminados y la parte blanca del ojo aparecerá más blanca con un tono que con el otro. La boca parecerá más sana y grande, el surco nasogeniano (esa especie de arruga que tenemos entre la nariz y la comisura de los labios) se marcará menos y las sombras en la zona de la nariz y la boca aparecerán más borrosas. Esas son las partes del rostro que debemos observar detenidamente para notar la diferencia. Por lo contrario si los colores no son de la gama correcta, las marcas mencionadas se acentúan, los ojos aparecen pequeños, la boca parece hundirse y, en general, la piel y la expresión del rostro se ven mustias y empobrecidas.- puede reflejar el estado de ánimo e influir en el comportamiento.

En muchas ocasiones uno se viste según  su estado emocional, error. A la hora de escoger un color pregúntate:

1. ¿Me gusta? ¿Me siento a gusto con él?

2. ¿ Me queda bien? Te resalta tu belleza natural. Pruébatelo, mírate, observa!!!

3. ¿Es apropiado para esta actividad o evento? Actividad o evento, hora, lugar,  personas asistentes, etc.

Recordad que el uso de los colores idóneos es muy personal, el post tiene un  directrices generales.