Entradas

El uniforme como herramienta de comunicación

En muchos ámbitos laborales, se continúa relacionando el uniforme con imagen anticuada y aburrida. Nada más lejos de la realidad, puesto que la industria de los uniformes ha tenido una gran evolución y encontramos toda clase de piezas y estilos en el mercado.

Los uniformes pueden ser creativos y diferenciales y ofrecer sus características técnicas más exigentes. Tienen que ayudar a proyectar seguridad, diferenciación y posicionamiento, de forma directa o indirecta en cualquier puesto de trabajo u oficio. Además predispone información desde mucho antes de un primer contacto verbal con el cliente, a la marca que representa.

Empresarios, departamento de comunicación o RRHH tendrían que dedicar el tiempo necesario a elegir como tiene que ser el uniforme que representará a la marca o negocio. Dar formación a sus trabajadores, de la comunicación, uso e integración del uniforme.

Hay que tener en cuenta que un uniforme, tiene que encajar a plantillas numerosas de trabajadores, esto quiere decir que tiene cubrir a muchas  tipologías corporales y faciales y personalidades diferentes. Si un mismo uniforme a un profesional del equipo le proyecta jovialidad y a otra persona despreocupación, algo está fallando en su integración y adaptación.

Si tan solo se da una chaqueta, pantalones o gorra como pieza obligada de uniforme, hay que dar pautas de estilo de cómo coordinarlos para ofrecer una imagen profesional integral creíble y eficaz, básico para potenciar la imagen corporativa.

El uniforme correcto será el que transmita los valores, calidades, competencias de la empresa y del profesional con identitat. El trabajador forma parte de la imagen corporativa de la empresa y es el mejor embajador de publicidad de una marca o empresa.

Tu imagen es tu carta de presentación

Toda imagen proyecta y transmite informaciónTu imagen es tu carta de presentación, De forma consciente o inconsciente  tod@s a nivel profesional, utilizamos la imagen personal para comunicar.

A día de hoy, en algunos sectores profesionales aún se devalúa la imagen personal como herramienta de comunicación, se trata con frivolidad y se dice que es para x sectores profesiones. Pero cada día son más los profesionales que por cuenta ajena, se preocupan de fortalecer y potenciar su propia imagen.

Cada vez  hay más consciencia que tener un buen currículum vitae, ofrecer un buen producto y/o servicio o  poseer habilidades y competencias excelentes, etc. no es suficiente… Hay que saberlo proyectar y transmitir a nuestros interlocutores, y la imagen personal, juega un papel básico y fundamental.

Cuando hablamos de imagen personal no nos referimos solo a la imagen externa, también incluye  expresión y actitud. Aunque para la mayoría de personas la imagen personal es imagen externa y el código menos conocido y que da más pánico a tratar. Pero forma parte de nuestra esencia y tiene un gran poder comunicativo, por ello es fundamental:

  • Saber reflejar quién eres a través de la imagen externa es esencial, y esto no lo hace ni la pieza más fashion ni el maquillaje que marcan las tendencias. Define tu estilo, refleja tu esencia y seas visible. Tu imagen externa tiene que reflejar tu personalidad.
  •  Gestionar la propia imagen para que te ayude a proyectar los valores que  se quieren transmitir: seguridad, flexibilidad, cercanía, seriedad, liderazgo, etc.
  • Potenciar la propia imagen para que cautive, influencie, seduzca a tus interlocutores.

Aprender a sacar la mejor versión de un@ mismo@ en el ámbito profesional no es frívolo. Recuerda que toda persona tiene la imagen como herramienta de comunicación, pero no la necesidad de utilizarla de la misma forma  http://www.consolvilar.com/la-funcionalidad-estilo-vestir/. Para gestionar la imagen personal con éxito, es fundamental conocer la comunicación de la indumentaria, la influencia del color, la identidad a través del estilo, saber adaptar el dress code de una empresa, etc. La imagen externa es comunicación no verbal http://www.consolvilar.com/indumentaria-comunicacion-no-verbal/

Una comunicación excelente con una imagen incoherente, te puede jugar en contra… ¡coherencia! Gestionar imagen & expresión en una misma línea de trabajo con la actitud idónea, básico y fundamental para reforzar tus cualidades, valores o competencias. Oscar Wilde dijo: “No hay segundas oportunidades para dar una primera impresión”. Recuerda, tú imagen es tu  carta de presentación, la de tu empresa o proyecto.

Imagen no es apariencia, es esencia y eso lo tenía muy claro Coco Chanel: “No es la apariencia, es la esencia. No es el dinero, es la educación. No es la ropa, es la clase. ¿Te atreves a sacar tu mejor versión o prefieres seguir en el anonimato?

La imagen profesional en la atención al cliente

La imagen profesional juega un factor primordial en la atención al cliente. Dependiendo de la imagen profesional percibida, valoraremos la calidad del servicio o producto, la imagen profesional del profesional, empresa o marca. Recuerda, los trabajadores de una empresa son sus mejores embajadores.

Toda empresa o profesional independiente, tiene que saber dar una buena atención al cliente a la actividad, situación y lugar. Sin olvidar el interlocutor. En un entorno laboral cambiante y competitivo, ofrecer una atención al cliente excelente, es básico para incrementar ventas y reputación de marca.

Toda atención al cliente, requiere de una estrategia. La estrategia tiene que ir alineada al servicio o producto. Habilidades y competencias como escucha activa, flexibilidad, resolución, crediblidad, trabajo en equipo, educación y actitud son esenciales. Además de tener conocimientos del servicio o producto.

Personalmente, siempre le he dado importancia a la atención al cliente, llegar a una tienda o empresa pública y ser recibido con una atención amable y educada, encontrar resolución a una  incidencia, recibir respuesta de una consulta o e-mail, actitud positiva o correcta a la situación y sobretodo implicación con el trabajo o actividad. Reconozco que dar la máxima atención al cliente en ocasiones es complejo, pues toda empresa o profesional puede tener una incidencia o mal día. Saberlo controlar y adaptarse a las circunstancias del momento en la búsqueda de la resolución más afectiva. Tratar con educación y empatía. Es fundamental para ofrecer una buena imagen profesional y atención al cliente eficaz.

La imagen profesional es la aliada y protagonista en la atención al cliente. Tratar y valorar la imagen personal como habilidad comunicativa http://www.consolvilar.com/imagen-personal-profesional-4-claves/   básico y clave para gestionar la propia imagen con eficacia  sin perder identidad a la filosofía de la empresa y comunicar las habilidades o competencias oportunas, ofreciendo una atención al cliente excelente.

El impacto de la imagen profesional

  • “7 segundos” es el tiempo necesario para obtener una primera impresión de nuestros interlocutores, colaboradores o clientes. Primera impresión.
  • 93% de la comunicación es no verbal y 7% verbal. Carta de presentación,
  • Comunicación visual, el cerebro procesa la información visual 60.000 veces más rápido que un texto escrito. La imagen es comunicación visual.
  • Imagen corporativa, los empleados de una empresa son sus mejores embajadores.

La imagen profesional es una herramienta de comunicación de gran impacto comunicativo. Tú eres tu carta de presentación y la de tu empresa o proyecto. ¿Sabes qué comunica tu imagen?

Conocer  qué comunica tu imagen profesional, cómo es percibida y cómo sacarle todo el potencial, es básico para gestionarla para que proyecte y transmita aquello que deseas, potenciando valores clave como: seguridad, eficacia o naturalidad, entre otros.

La imagen profesional  comunica a través de la imagen externa, comunicación verbal y no verbal y comportamiento. Tratarla sin  prejuicios y frivolidades, clave para que refleje tus competencias, valores y personalidad. Dominar la imagen de forma integral a la actividad, mensaje y público objetivo con autenticidad, es visibilidad, posicionamiento, influencia o venta.

Pautas básicas para fortalecer y potenciar tu imagen profesional:

  • Auto-conocimiento. Todo profesional posee la imagen como herramienta de comunicación, pero no la necesidad de tratar los elementos que componen los códigos de la imagen de la misma forma. Indumentaria, voz, gestos, etc.
  • Coherencia. Adaptar la imagen a la actividad, mensaje, público objetivo, etc. si¡n perder tu esencia.
  • Autenticidad. Proyectar seguridad, credibilidad y naturalidad en cualquier actividad o entorno.

En un entorno competitivo y visual, tu imagen tiene un papel principal, y tú el/la responsable de gestionarla y dominarla para que proyecte y transmita con eficacia para  conseguir y consolidar oportunidades profesionales. Haz que tu imagen profesional cautive sea cual sea tu sector o audiencia.

Curso en abierto: Marketing personal.¡Estrategia!

Marketing personal.¡Estrategia!  sábado, 10 de Junio. Cinco horas de trabajo intenso y práctico. ¿Objetivo?, valorar el papel de la imagen personal vs. la Marca personal y gestionar la estrategia de marketing personal para conseguir una marca creíble, visible y productiva. 

 

Curso en Abierto: Imagen personal: visibilidad, posicionamiento y venta

Formación en Abierto: 26 y 27 de Mayo

Imagen personal: visibilidad, posicionamiento y venta

Fecha y horario: Viernes 26, de 15:00h a 20:00h y   sábado 27,    de 09:00h a 14:00h.        

Duración: 10 horas

Plazas limitadas: 10 máximo

Lugar: c.Tuset 13. Barcelona. http://hostalclementina.com/

Precio: 180€

Inscripciones: info@consolvilar.com

PROGRAMA

1. Primera impresión: 7 segundos

2. Qué y cómo  comunica la imagen personal & profesional

3. Estilo: identidad a través de la imagen

4. Expresión -comunicación verbal y no verbal-.

5. La influencia de la voz

6. “5 habilidades sociales esenciales” a dominar profesionalmente

7. Gestionar la imagen de forma integral

8. Puesta en escena: presentación. Grabación y análisis in situ.

9. Imagen personal vs. Marca personal

10. La fuerza de la imagen personal: visibilidad, influencia y venta

Próxima formación en Abierto: Marketing personal: estrategia. Fecha: 10 de Junio. Lugar: Bcn.

La funcionalidad de tener un “Estilo de vestir”

Saber reflejar y transmitir la personalidad a través de la imagen externa con un simple complemento, pieza de ropa o outfit integral. Juntamente a  la expresión y actitud.

Para imagen personal & Comunicación Corporativa Consol Vilar el estilo de vestir tiene dos funciones básicas:

1. Reflejar la personalidad de la persona.

2. Aportar seguridad

Para dar visibilidad a un estilo propio de vestir es imprescindible:

  • Saber que te define. Detrás de toda persona hay unos gustos y personalidad.
  • Conocer las prendas y complementos que te definen y saber escoger las prendas y complementos que encajen con tu identidad y tipología corporal y facial.
  • Saber lo que te sienta bien o mal con objetividad.
  • Expresión y actitud puede aportar el punto diferencial a tu outfit/look.

Inés de la Fressange y Pep Guardiola, dos profesionales que han sabido reflejar un estilo de vestir propio con identidad en el ámbito profesional reflejando gustos, personalidad, expresión  y actitud.

Potenciar un estilo de vestir no es ninguna banalidad. Es dar visibilidad a tu forma de ser, a tus gustos, a tu capacidad de adaptación (escogiendo las piezas idóneas a tu silueta y gustos personales y/o profesionales).

Si tus outfits diarios implica el uso de un uniforme, hay que saberlo integrar. Y es tan fácil como mimarlo, observar sus líneas, formas y volúmenes e intentar adaptarlo al máximo a tu silueta, con el complemento, maquillaje o peinado adecuado. Sin olvidar que la expresión y actitud puede apagar o dar más visibilidad a tu estilo.

El estilo de vestir tiene que reflejar tu identidad, darte comodidad y ofrecerte seguridad en cualquier entorno y actividad personal y profesional.