La funcionalidad de tener un “Estilo de vestir”

Saber reflejar y transmitir la personalidad a través de la imagen externa con un simple complemento, pieza de ropa o outfit integral. Juntamente a  la expresión y actitud.

Para imagen personal & Comunicación Corporativa Consol Vilar el estilo de vestir tiene dos funciones básicas:

1. Reflejar la personalidad de la persona.

2. Aportar seguridad

Para dar visibilidad a un estilo propio de vestir es imprescindible:

  • Saber que te define. Detrás de toda persona hay unos gustos y personalidad.
  • Conocer las prendas y complementos que te definen y saber escoger las prendas y complementos que encajen con tu identidad y tipología corporal y facial.
  • Saber lo que te sienta bien o mal con objetividad.
  • Expresión y actitud puede aportar el punto diferencial a tu outfit/look.

Inés de la Fressange y Pep Guardiola, dos profesionales que han sabido reflejar un estilo de vestir propio con identidad en el ámbito profesional reflejando gustos, personalidad, expresión  y actitud.

Potenciar un estilo de vestir no es ninguna banalidad. Es dar visibilidad a tu forma de ser, a tus gustos, a tu capacidad de adaptación (escogiendo las piezas idóneas a tu silueta y gustos personales y/o profesionales).

Si tus outfits diarios implica el uso de un uniforme, hay que saberlo integrar. Y es tan fácil como mimarlo, observar sus líneas, formas y volúmenes e intentar adaptarlo al máximo a tu silueta, con el complemento, maquillaje o peinado adecuado. Sin olvidar que la expresión y actitud puede apagar o dar más visibilidad a tu estilo.

El estilo de vestir tiene que reflejar tu identidad, darte comodidad y ofrecerte seguridad en cualquier entorno y actividad personal y profesional.