Imagen personal, visibilidad profesional a través de las redes sociales

“Una imagen vale más que mil palabras”

La mayoría de profesionales están en alguna red social, su imagen personal es observada, valorada y analizada profesionalmente según la red social. Las redes sociales son un escaparate de visibilidad para proyectar conocimientos, habilidades, competencias, intereses, etc.

¿Qué hay que saber para sacar la máxima visibilidad profesional a través de la Imagen personal?

  1. Escoger las redes sociales con las cuales se quieren trabajar. Recordad que no todo profesional necesita hacer uso de las mismas redes sociales, ni proyectarse de la misma manera.
  2. Conocer qué comunica la propia imagen y gestionarla para qué transmita y proyecte con eficacia según objetivos e identidad. Todos poseemos una imagen y hay que saberle sacar el máximo rendimiento según los intereses personales y profesionales.
  3. Cualquier foto, comentario o artículo expuesto, es analizada, valorada y a veces criticado. Puede haber interacción directa.
  4. Vida privada si o no (Viajes, fotos personales de comidas, hijos, etc). Eso depende de cada persona, no es bueno ni malo son estrategias de comunicación, ser consciente de ello y apostar.
  5. Constancia. Una vez estamos en las redes hay que saber alimentarlas. Publicar regularmente para tener en la audiencia interesada. Hay que generar contenido de interés y crear empatía con el público.
  6. Hacer uso de redes sociales no quiere decir no tener privacidad. Pero nos exponemos y eso años atrás solo era internamente en la empresa, ahora es un método integrado y sigue en avance.
  7. Tu imagen, es la carta de presentación de tus valores, esencia, carácter, etc.
  8. Actualización. Estar en redes sociales conlleva trabajo. Si quieres que sean productivas te aconsejamos tratarla como una actividad más de la empresa

Linkedin, Twitter, Instagram, Snapchat, Pinterest, YouTube, Facebook, sea cual sea la escogida, la imagen juega un papel fundamental. Evitar de tratar la imagen personal con superficialidad y verla como aliada profesional, clave y  esencial para sacarle el máximo rendimiento y visibilidad.